www.prometeodigital.org

Una creación de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Muestra s.XXI   Julieta DOBLES


Julieta DOBLES







Los interesados pueden encontrar más información sobre los poetas incluidos en esta Muestra Siglo XXI de la Poesía en Español en la base de datos I.R.P.E., actualizada hasta mediados de 2004 y que permite búsquedas paramétricas (36 parámetros) sobre 4700 poetas de la lengua castellana.
Ver detalles en: I.R.P.E. versión 2.0

Inicio sección
  Poetas incluidos
     De la D a la F
  Análisis Arquetípico
   

BIOGRAFÍA.
San José (Costa Rica), 1943. Máster en Filología Hispánica, Profesora de Ciencias Biológicas. Profesora universitaria de Español, Literatura. Coordinadora de talleres poesía, Diplomática. Coautora del Manifiesto Trascendentalista. Novelista. Miembro de número de la Academia Costarricense de la Lengua. Poemarios publicados: "Reloj de siempre" (1965), "El peso vivo" (1968), "Los pasos terrestres" (1976), "Hora de lejanías" (1982), "Los delitos de Pandora" (1987), "Una viajera demasiado azul" (1990), "Amar en Jerusalén" (1992), "Costa Rica poema a poema (1997), "Poemas para arrepentidos" (2003), "Casas de la memoria" (2003), "Hojas furtivas" (2005), "Fuera de álbum" (2005). Premios a poemarios: Aquileo J. Echevarria (1968, 1977, 1992, 1997, 2003), Editorial Costa Rica (1968), Adonáis (1981, acc.).

Ficha en el I.R.P.E.: A0139.
Correo electrónico: julietadobles@costarricense.cr


DE NIÑOS Y DE ÁRBOLES

Mi nieta Soledad dibuja árboles,
centenarios, veraces,
plenos de nudos y neblinas
y cuernos y raíces,
árboles de su imaginación de siete años
que aún no llegan a ser.

Es un poema su complicidad
con los genios que nacen,
vivificando el bosque,
una delicia su trato de otras vidas
con las ramas urgidas por el viento,
una sabiduría inexplicable
su interpretación de tanta magia
con el lápiz obtuso, pero alado.

Y yo me quedo meditando, inquieta,
sobre la alianza clandestina y magnífica
entre los niños y los árboles,
como si ambos supieran algo
que yo olvidé, desmemoriada ahora
de tantos esplendores
que se quedaron lejos,
en el portón veraz y clausurado
de mi infancia.

(2002)


ÁGATAS

Ágatas en mi cuello,
tajadas de un arbusto prehistórico,
azules manos duras,
voces cristalizadas
que se vuelven monedas
trasluciendo en mi piel.

Las amo porque son
testigos de una historia
que nunca presenciamos.
Con sus capas concéntricas
de arbolillo que canta su pasado
desde el cristal sonoro.
Remotas joyas
que la Tierra devuelve de la tierra.
Descansan en mi escote
como retando al tiempo.

Así quiero tus manos:
fuertes, tibias y bellas
sobre mi cuello,
adentrándose en las profundidades
que apenas si conoces.
Presente urgencia,
brocal sin fondo
del deseo.

(2004; de "Hojas furtivas", 2005)