www.prometeodigital.org

Una creación de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Muestra s.XXI   Zulia Marcela FUENTES


Zulia Marcela FUENTES







Los interesados pueden encontrar más información sobre los poetas incluidos en esta Muestra Siglo XXI de la Poesía en Español en la base de datos I.R.P.E., actualizada hasta mediados de 2004 y que permite búsquedas paramétricas (36 parámetros) sobre 4700 poetas de la lengua castellana.
Ver detalles en: I.R.P.E. versión 2.0

Inicio sección
  Poetas incluidos
     De la D a la F
  Análisis Arquetípico
   

BIOGRAFÍA.
México D.F. (México), 1952. Estudios de Antropología, Lengua y Literatura Hispánicas. Editora y traductora mexicana. Becaria en el Programa para la Formación de Traductores de El Colegio de México y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Funcionaria de la O.P.S., la C.E.P.A.L. y el Fondo de Población de Naciones Unidas. Poemarios publicados: "Hablo del mar" (1992), "Penmbral" (2003). Premios a poemarios: Efraín Huerta (1992, menc.)

Correo electrónico: alecramialuz@yahoo.com.mx


EQUINOCCIO

Ésta es la luna de Virgo, diamante que anida entre las ramas
aturdidas por el viento. Es viento de marzo; ayer,
augurio de primicias. Hoy se afanan el león y el basilisco
en engullir el cielo de Bagdad,
en hacer hogueras donde hubo cirios y votos encendidos.

Una plegaria se disuelve con el miedo.
La flama se extingue y el cirio agoniza.
Comienza el éxodo, perpetua trashumancia en esta tierra,
ungida por siglos con óleos funerarios:
ni la gloria perversa de Nínive,
ni la degradación de Babilonia,
-en decir condenatorio del escriba-
sellaron las ansias de trifulca y hecatombe.
Los demonios perpetuaron su dominio,
y la Historia nada nos enseña.

Aquí, los ojos no levantan su vista al horizonte.
No es posible mirar la lejanía y dejarse acariciar
por el sol cercano del Oriente
sin sentir la ira nauseabunda de Nergal
ni el aliento fétido del monstruo envilecido.

En el valle fértil de Marduk,
sol de primavera sobre el Jardín del Edén,
la luna de Tauro enrojece, y los ríos de Ea Enki profanados
derraman su conciencia milenaria
en la férrea indignación del universo.

(2003)