www.prometeodigital.org

Una creación de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Muestra s.XXI   Milagros SALVADOR


Milagros SALVADOR







Los interesados pueden encontrar más información sobre los poetas incluidos en esta Muestra Siglo XXI de la Poesía en Español en la base de datos I.R.P.E., actualizada hasta mediados de 2004 y que permite búsquedas paramétricas (36 parámetros) sobre 4700 poetas de la lengua castellana.
Ver detalles en: I.R.P.E. versión 2.0

Inicio sección
  Poetas incluidos
     S
  Análisis Arquetípico
   

BIOGRAFÍA.
Madrid (España), 1949. Licenciada en Filosofía y Letras y en Psicología. Funcionaria Min. Educación. Miembro del Patronato, y de la A.P.P.; miembro del grupo del Octógono; Directora del Capítulo de Madrid de la A.I.P. Directora del espacio "Prometeo en Trovador". Poemarios publicados: "Acrostolio" (1991), "Balaje" (1994), "Del barro a la ceniza" (1994), "Espejo de la tierra" (2000), "Frontera de humo" (2003), "Gira nocturna" (2005).

Ficha en el I.R.P.E.: E1788.
Correo electrónico: m@salvadiaz.com


LA PRIMERA DIOSA
ya nadie la recuerda,
el tiempo ha desgastado su figura,
una piedra disforme, como arcilla vencida,
un corazón que ya no late
oculto al lado de la sombra.
Con sus ojos cegados por los siglos
y sus pechos de fuente en abandono,
mágica vulva agigantada,
pórtico milagroso de la vida,
bajo las ascuas del olvido se adormece tu fuego.
Con mano poderosa vino el rayo
iluminando el mundo,
y el trueno de la guerra dejó oír su voz,
al lado de Yavé, con la espada encendida.
La fe se fue multiplicando
por el viejo panteón en semicírculo
con sus dioses pequeños,
y se olvidaron de la diosa.

(2001)


HOY ESTRENAMOS JUNTOS EL OTOÑO

Hoy estrenamos juntos el otoño,
tu cuerpo me regala la luz de los membrillos,
y un olor a promesa
que incendia nuestros besos
lleva al aire tu nombre de abalorios,
y tu voz se insinúa hasta alcanzar mi piel.
Con tu pulso de plata
llegas hasta mis pechos con dedos infalibles,
dibujando los círculos que encierran
los pezones de ámbar,
corolas que se afilan,
caricia de alfileres en los poros,
relámpago de gozo que arrastra la ternura.
Y tu río sagrado y transparente
desciende y se derrama hasta alcanzar mi copa.
El mundo se detiene en nuestras sábanas
como cachorro que se asoma
a la aventura de la vida.
La noche tiene oídos para todas músicas,
no importa que el otoño queme las violetas.

(2001)