www.prometeodigital.org

Una creación de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Muestra s.XXI   Jorge VALDÉZ DÍAZ-VÉLEZ


Jorge VALDÉZ DÍAZ-VÉLEZ







Los interesados pueden encontrar más información sobre los poetas incluidos en esta Muestra Siglo XXI de la Poesía en Español en la base de datos I.R.P.E., actualizada hasta mediados de 2004 y que permite búsquedas paramétricas (36 parámetros) sobre 4700 poetas de la lengua castellana.
Ver detalles en: I.R.P.E. versión 2.0

Inicio sección
  Poetas incluidos
     De la T a la V
  Análisis Arquetípico
   

BIOGRAFÍA.
Torreón, Coahuila (México), 1955. Mr. Relaciones Internacionales. Diplomático. Consejero Cultural, Embajada de México en Madrid. Poemarios publicados: ¨Voz temporal¨ (1986), ¨Aguas territoriales¨ (1989), ¨Estancias del deseo¨ (1994), ¨Cuerpo cierto¨ (1995), ¨Materia en vilo¨ (1995), ¨La puerta giratoria¨ (1998), ¨Jardines sumergidos¨ (2003), ¨Cámara negra¨ (2005), ¨Nostrum¨ (2005). Premios a poemarios: Plural (1985), Nacional de Poesía Aguascalientes (1998).

Ficha en el I.R.P.E.: A1812.
Correo electrónico: jvaldes@embamex.es


EX-LIBRlS

He vuelto a releer aquellos versos
que hablaban del amor y que leímos
la noche en que ardió Troya y nos perdimos
al fondo de sus negros universos.

He oído en cada página los tersos
acentos de tu piel donde creímos
haber bebido al sol en sus racimos
y al mar que reflejaba en sus diversos

murmullos nuestro ascenso al precipicio.
Se puede oler la luz de esos momentos
al tacto de un doblez. Queda un indicio

debajo de las líneas subrayadas,
un hálito de ti, tus dedos lentos
abiertos en esquinas despobladas.

(2001)


NOCHE DE SAN JUAN

La hora quieta se cierne entre dos ámbitos:
el que afuera recorre los anchos bulevares
en contra de la turba y sus fuegos de artificio,
y el que dentro es un lápiz gastado por el uso.

Los dos son uno mismo al afilar
la fugaz curvatura de sus asimetrías
mientras la luna encubre la piel de los dormidos,

el corazón de quienes aman por
última vez y calladamente se desnudan,
el nimbo que amenaza con dividirla como

a un ojo en la película de Buñuel, y que sin
embargo desaparece sin dejar un rastro
en el cielo de junio. Alta la hora

debajo de la oblea reúne a los dos mundos.
Y el lápiz se detiene en la raya para oírlos
cruzar de un lado a otro, simultáneos
e idénticos al ojo que pasan a cuchillo.

(2003)