www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      CANTAR DE MÍO CID


CANTAR DE MÍO CID







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    C
  Antólogos
   


CANTAR DE MÍO CID
(fragmento inicial)


     De los sos ojos tan fuertemientre llorando,
     tornava la cabeça e estávalos catando (1).
     Vio puertas abiertas e uços (2) sin cañados (3)
     alcándaras (4) vazías sin pielles e sin mantos,
5   e sin falcones e sin adtores mudados (5).
     Sospiró mio Cid, ca mucho avié (6) grandes cuidados
     fabló mío Cid bien e tan mesurado:
     ¡Grado6a a ti, Señor, Padre que estás en alto!
     ¡Esto me an buelto mios enemigos malos!¾
10  Allí piensan de aguijar (7), allí sueltan las riendas.
     A la exida (8) de Bivar ovieron la corneja diestra
     e entrando a Burgos oviéronla siniestra (9).
     Meció mío Cid los ombros (10) e engrameó (11) la tiesta (12):
     -¡Albricia, Albar Fáñez, ca (13) echados somos de tierra!-
15  Mío Cid Ruy Díaz por Burgos se entró,
     en su compaña sessaenta pendones.
     Exiénlo (14) ver mugieres e varones,
     burgeses e burgesas por las finiestras son,
     plorando de los ojos, tanto avién el dolor,
     de las sus bocas todos dizían una razón:
20  -¡Dios, que buen vassallo, si oviesse buen señor!-
     Conbidarle ien (15) de grado, mas ninguno non osava:
     el rey don Alfonso tanto avié la grand saña. (16)
     Antes de la noche en Burgos d'él entró su carta
     con grand recabdo17 e fuertemientre sellada:
25  que a mio Cid Ruy Díaz que nadi nol' diessen posada...

1. mirando
2. armarios
3. candados
4. perchas
5. azores con la pluma cambiada, buenos ya para la caza
6. pues tenía muchos problemas
6a. gracias a Ti, Señor
7. espolear (los caballos)
8. salida
9. ver la corneja, primero a izquierdas, luego a derechas: mal augurio
10. movió los hombros (contra el mal augurio)
11-12. agitó la cabeza (idem)
13. pues
14. salían a verlo
15. le invitarían de buen grado
16. muy airado
17. con gran sigilo


COMENTARIOS
El Cantar de Mío Cid, primer "cantar de gesta" que se conoce en castellano, se conserva en una única copia (con casi 4000 versos) de principios del siglo XIV, firmada por Per Abbat (seguramente el copista, aunque algunos lo creen el autor), que se puede fechar de principios del siglo XIII. El primer original posiblemente fue escrito, y parece que por mano única, hacia 1100, varias décadas tras la muerte en Valencia del Campeador. Su castellano, aunque alejado en algunas palabras y expresiones del actual español, ya está muy formado. El manuscrito comienza "in medias res", esto es, en medio de la narración. Parece que se ha perdido la primera página; de no ser así, sería más "moderno" en su forma que ninguna de las obras escritas en muchos de los siglos siguientes. Los versos son, en general, de metro alejandrinos, con hemistiquio o pausa central, y rima asonante, que va cambiando con frecuencia (hay once asonancias distintas en la obra). El Cantar de Mío Cid revela a un autor con visión poética poderosa y gran habilidad narrativa y concitadora. Los juglares que lo cantaran, o recitaran quizás con algún estribillo, o acompañados de instrumentos no tendrían mucha dificultad en exaltar al auditorio con las hazañas y sucedidos de Rodrigo Díaz de Vivar, prototipo desde entonces del vasallo noble, generoso y lleno de valor. (Juan Ruiz de Torres)