www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Alonso de ERCILLA


Alonso de ERCILLA







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    De la D a la F
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Madrid (España), 1533-1594. De familia noble, entró en la corte como paje del entonces príncipe Felipe II. En 1556 llegó a Perú con el virrey Hurtado de Mendoza. En 1557 participó en Chile la expedición contra los araucanos. En 1564 fue nombrado duque de Lerma. Fue el autor de la primera gran epopeya americana, La Araucana. (Enrique Valle)


CANTO XIV (fragmento)

Usadas las espadas al acero,
topando la desnuda carne blanda,
ayudadas de un ímpetu ligero
dan con piernas y brazos a la banda.
No rehúsa el segundo ser primero,
antes todos siguiendo una demanda,
como olas que creciendo van, crecían,
y a la muerte animosas se ofrecían.

La gente una con otra así se cierra,
que aún no daban lugar a las espadas;
apenas los mortales van a tierra,
cuando estaban sus plazas ocupadas;
unos por encima de otros se dan guerra
enhiestas las personas y empinadas;
y de modo a las veces se apretaban,
que a meter por la espada se ayudaban.

Las armas con tal rabia y fuerza esgrimen,
que los más de los golpes son mortales,
y los que no lo son así se imprimen,
que dejan para siempre las señales;
todos al descargar los brazos gimen,
mas salen los efectos desiguales,
que los unos topaban duro acero,
los otros el desnudo y blando cuero.

Como parten la carne en los tajones
con los corvos cuchillos carniceros,
y cual de fuerte hierro los planchones
baten en duro yunque los herreros,
así es la diferencia de los sones
que forman con sus golpes los guerreros,
quién la carne a los huesos quebrantando,
quién templados arneses abollando.

Pues Juan de Villagrán, firme en la silla,
contra Guarcondo a toda furia parte,
y la lanza le echó por la tetilla
con una braza de asta a la otra parte;
el bárbaro, la cara ya amarilla,
se arrima desmayado al baluarte;
dando en el suelo súbita caída,
el alma vomitó por la herida...


COMENTARIOS
Testigo presencial del proceso de conquista de Chile, Ercilla creó el extraordinario poema La Araucana -quizá la ultima gran creación épica de la lengua-; aunque madrileño, 'fue el primer creador del primer mito chileno, de la médula poética del futuro sentimiento nacional, autoconsciencia patriótica de los chilenos' (J.M. Mínguez y L. Cisternes). Las octavas reales de La Araucana -fluida versificación, adjetivación rica y precisa, capacidad descriptiva inigualable de batallas, personajes y hechos heroicos- buscan la base culta grecolatina -Iliada y Eneida- e intentan una síntesis épica de lo español, consustancial en él, con la admiración sentida por aquellos araucanos que, por primera vez en la conquista del Nuevo Mundo, habían conseguido derrotar a los españoles. (Juan Ruiz de Torres)