www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Jorge MANRIQUE


Jorge MANRIQUE







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    M
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Paredes de Nava?, Palencia (España), 1440-1479. Pertenecía a una familia noble (era hijo de don Rodrigo Manrique, maestre de la orden de Santiago). Tomó parte en la guerra civil entre el rey Enrique IV de Castilla y la nobleza. En 1474, tras morir el rey, participa en la guerra civil castellana. A punto de terminar la guerra fue herido en un enfrentamiento de menor importancia (el asalto al castillo de Garci-Muñoz), y murió el 24 de abril de 1479 en Santa María del Campo (Cuenca). Sólo se conservan cuarenta y ocho poemas suyos, sobre todo de tema amoroso y alguno de carácter burlesco, y las Coplas a la muerte del maestre de Santiago don Rodrigo Manrique su padre. (Enrique Valle)


COPLAS POR LA MUERTE DE SU PADRE (fragmento)

Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
cómo se pasa la vida
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuan presto se va el placer;
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parescer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
Pues si vemos lo presente
cómo en un punto s'es ido
e acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo non venido
por pasado.
Non se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de pasar
por tal manera.

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar
qu'es el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
e consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos,
e más chicos;
allegados, son iguales
los que viven por sus manos
e los ricos.

Invocación
Dexo las invocaciones
de los famosos poetas
y oradores;
non curo de sus fictiones,
que traen yerbas secretas
sus sabores;
aquel solo m'encomiendo,
aquel solo invoco yo
de verdad,
que en este mundo viviendo,
el mundo non conoció
su deidad.

Este mundo es el camino
para el otro qu'es morada
sin pesar;
mas cumple tener buen tino
para andar esta jornada
sin errar.
Partimos cuando nascemos,
andamos mientras vivimos,
y llegamos
al tiempo que feneçemos;
así que cuando morimos
descansamos...


COMENTARIOS
Manrique, noble caballero inmerso en las luchas dinásticas de su tiempo, fue el epítome de la época. Aunque escribió poesías galantes, de interesante y agradable lectura, sus "Coplas por la muerte de su padre" son una de las cimas más altas de la lírica castellana, por su intensidad sin exageraciones, su elevado tono poético, su brío y su intuición: la afirmación vitalista y la elegiaca y meditabunda no son dos facetas distintas 'sino que ambas proceden de una misma armoniosa unidad espiritual' (Menéndez y Pelayo); Lope de Vega dijo de ellas que 'merecerían "estar escritas en letras de oro'" (Juan Ruiz de Torres)