www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Francisco MATOS PAOLI


Francisco MATOS PAOLI







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    M
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Lares (Puerto Rico), 1915 - Río Piedras, 2000. Codirector del Colegio E. S. Hostos. Secretario General del Partido Nacionalista; fue prisionero político. Miembro de la Academia Puertorriqueña. Miembro Honorario de la A.P.P. Poeta Residente, Universidad de Puerto Ric. Presidente de Honor de la A.I.P. (1992-1993). Premio Vasconcelos (1986). Escribió más de cien poemarios; entre los publicados, Signario de lágrimas (1931), Cardo labriego y otros poemas (1937), Teoría del olvido (1944), Habitante del eco (1944), Canto a Puerto Rico (1952), Luz de los héroes (1954), Criatura del rocío (1958), Canto de la locura (1962), El viento y la paloma (1969), La marea sube (1971), La semilla encendida (1971), Cancioneros (desde el I, 1971, al X, 1983), Rostro en la estela (1973), Variaciones del mar (1973), El engaño de los ojos (1974), La orilla sitiada (1974), Testigo de la esperanza (1974), Unción de la tierra (1975), Rielo del instante (1975), Dación y milagro (1976), Ya se oye el cénit (1977), Loor del espacio (1977), Rapto en el tiempo (1978), La caída del clavel (1979), Jardín vedado (1980), Los crueles espejos (1980), Sombra verdadera (1980), Canto nacional a Borinquen (1982), Hacia el hondo vuelo (1983), Vestido para la desnudez (1984), Los senderos ocultos (1985), Tradición del silencio (1985), Las pausas blancas (1986), Razón del humo (1986), La frontera y el mar (1987), Sonetos sin rima. Ya se oye el cénit (1987), El acorde (1988), La última polvareda (1989), Contra la interpretación (1989) o Las pequeñas muertes (1989). Entre sus premios, Inst. Cultura Puertorriqueña (1978 y 1981), Prometeo de la Poesia (1988), Ateneo de Puerto Rico (1949).


¿POR QUÉ DESAPAREZCO?

Después de la sutil locura
se agranda mi Dios en los lirios,
empiezo a darme luz en las esquinas
y se paraliza el polen de los muertos
en lo que de mí está sellado.

Me llaman.
¿Qué hacer si los brazos ahuecados
aún repiten el aroma?

¿Qué hacer si la desnudez no es completa
y los narcisos vuelan
desde el gozoso ocaso
hasta mi humilde aurora?

(De Canto de la locura)




¿QUÉ VOY A HACER CON EL HECHO, con el praxista desconsiderado
que no cree en mí?
Alguien desea ardientemente acortarme las alas,
seccionarme en el objeto desnudo,
volcarme en la refriega del que empieza siempre
a no interpretar . . .
No es tan válido el útil que me ofreces
a cambio del suicidio de los astros.
No insistas, camarada,
yo no debo callar ante la madrépora gigante
cubierta de algas. No debo callar ante los corales primigenios
que conocí cuando era niño,
no debo callar.

(De Contra la interpretación)


COMENTARIOS
Francisco Matos Paoli. escribió en 1962 su deslumbrante Canto de la locura.. Su lenguaje evoluciona de un despliegue de belleza sensorial a una progresiva intelectualización que se plasma en Contra la interpretación de 1989. Tres puntos constantes en toda la obra de Matos Paoli: 1) Sobre el compromiso político, cumple la desiderata de J.P.Sartre en su ensayo ¿Qué es la literatura?. Reacciona con valentía y lucha por su ideología en el amor a su patria pero nunca cae en el panfleto político sino que expresa su rebeldía sin dejar de sentir la vibración poética; 2) En Diario de un poeta nos muestra su teoría poética: Una concepción trascendente de la poesía, como si Dios inspirase nuestra mente y nuestro corazón; 3) La enorme fecundidad del gran poeta puertorriqueño. Ama el símbolo y la interpretación. Yo veo en esta "defensa de la interpretación" el sentimiento del poeta vidente, poeta profeta. La poesía como medio de conocimiento. En su poesía confluyen metafísica, religión y poesía. Como Mallarmé, habla del protagonismo del sueño. Dice con tristeza, "el azar ha triunfado ya". Habla del azar como oposición a Providencia. La casualidad no existe. El poeta profeta, lleno de luz y con la fuerza de la gracia divina, medita e interpreta las cosas "inéditas en el alba".(Mª del Pilar Pueyo Casaus)