www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Amado NERVO


Amado ÑERVO







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    De la N a la Q
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Tepic, Nayarit (México), 1870-1919. Estudió de ciencias, filosofía y teología. En 1894 se traslada a la ciudad de México donde, junto a Manuel Gutiérrez Nájera funda la Revista Azul. En 1898 funda también la Revista Moderna. En 1900 viaja a París, donde conoce a Rubén Darío y Leopoldo Lugones. Desde 1905, formó parte del cuerpo diplomático, primero como secretario de la Legación mexicana en Madrid y después como ministro de México en Buenos Aires y Montevideo, ciudad en la que murió. Sus restos se llevaron a México y fueron enterrados en la Rotonda de los Hombres Ilustres. Entre sus obras se cuentan Perlas negras y Místicas (ambas de 1898), El éxodo y las flores del camino (1902), Los jardines interiores (1905), En voz baja (1909), Serenidad (1914), Elevación (1917), Plenitud (1918) y, de forma muy especial, La amada inmóvil (1922). (Enrique Valle)


A KEMPIS

    Sicut nubes, quasi naves,
velut umbra...


Ha muchos años que busco el yermo,
ha muchos años que vivo triste,
ha muchos años que estoy enfermo,
¡y es por el libro que tú escribiste!

¡Oh, Kempis, antes de leerte, amaba
la luz, las vegas, el mar Océano;
mas tu dijiste que todo acaba,
que todo muere, que todo es vano!

Antes, llevado de mis antojos,
besé los labios que al beso invitan,
las rubias trenzas, los grandes ojos,
¡sin acordarme que se marchitan!

Mas como afirman doctores graves.
que tú, maestro, citas y nombras
que el hombre pasa como las naves,
como las nubes, como las sombras...

huyo de todo terreno lazo,
ningún cariño mi mente alegra,
y con tu libro bajo del brazo
voy recorriendo la noche negra...

¡Oh, Kempis, Kempis, asceta yermo,
pálido asceta, qué mal hiciste!
¡Ha muchos años que estoy enfermo,
y es por el libro que tú escribiste!


COMENTARIOS
Uno de los fundadores de la mexicana Revista Moderna (en la que había figurado, entre tantos, José Juan Tablada), fue periodista, activista y diplomático, muriendo aún joven en Montevideo. Frente a las innovaciones modernistas, que siguió en su primera obra, quiso hacer en las últimas etapas de su vida una poesía espiritual y honda, intentando una extrema y excesiva sobriedad. Escribió mucho -quizás demasiado, y por ello, en su obra completa hay mucho desechable-; destaca su famoso poemario La amada inmóvil (1922). De todas formas, la obra de Nervo, decantada por las décadas, puede revalorizarse si se atiende al valor de búsqueda existencial y literaria que hay seguramente en muchas de sus poesías. (Juan Ruiz de Torres)