www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Pedro SALINAS


Pedro SALINAS







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    S
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Madrid (España), 1891-1951. Se doctoró en Filosofía y Letras. Entre 1914 y 1917, fue lector de español en la Universidad de La Sorbona en París; entre 1918 y 1926, catedrático de Literatura en la Universidad de Sevilla y más tarde en la de Murcia; entre 1922 y 1923, lector en la Universidad inglesa de Cambridge. Fue profesor de la Escuela Central de Idiomas en Madrid, colaborador del Centro de Estudios Históricos y fundador y secretario de la Universidad Internacional de Santander. Al producirse la Guerra Civil Española, se exilió. Fue profesor en las universidades de Wellesley y Baltimore (Estados Unidos), y en la Universidad de Puerto Rico. Murió en Boston. (Enrique Valle)


LUZ DE NOCHE

Estoy pensando, es de noche,
en el día que hará allí
donde esta noche es de día.
En las sombrillas alegres,
abiertas todas las flores,
contra ese sol que es la luna
tenue que me alumbra a mí.
Aunque todo está tan quieto,
tan en silencio en lo oscuro,
aquí alrededor
veo a las gentes veloces
-prisa, trajes claros, risa-,
consumiendo, sin parar,
a pleno goce, esa luz
de ellos, la que va a ser mía,
cuando alguien diga allí
'ya es de noche'.
La noche donde yo estoy
ahora,
donde tu estás junto a mí
tan dormida y tan sin sol
en esa
noche y luna del dormir
que pienso en el otro lado
de tu sueño, donde hay luz
que yo no veo.
Donde es de día y paseas
-te sonríes al dormir-
con esa sonrisa abierta,
tan alegre, tan de flores,
que la noche y yo sentimos
que no puede ser de aquí.


¡QUÉ CUERPOS LEVES, SUTILES,
hay, sin color,
tan vagos como las sombras,
que no se pueden besar
si no es poniendo los labios
en el aire, contra algo
que pasa y que se aparece!
¡Y qué sombras tan morenas
hay, tan duras
que su oscuro mármol frío
jamás se nos rendirá
de pasión entre los brazos!
¡Y qué trajín ir, venir,
con el amor en volandas,
de los cuerpos a las sombras,
de lo imposible a los labios
sin parar, sin saber nunca
si es alma de carne o sombra
de cuerpo lo que besamos,
si es algo! ¡Temblando
de dar cariño a la nada!


COMENTARIOS
Si siempre fue la poesía lírica sinónimo de lo que arranca del corazón, en el caso del madrileño Salinas es la constatación de la absoluta y única devoción al amor. Porque en la poesía de este profesor universitario cultísimo, excelente crítico y gran prosista no hay más tema que el amor. Quizás él diría: "¿No es bastante?" Si el amor desde todas las perspectivas fue siempre tema eterno e inacabable, en Salinas el tratamiento es continuo, completo y complejo. Así llega a ahondar en ello más profundamente que la mayoría, y desde su tratamiento sobrio, que sigue las líneas maestras de su primer mentor, Juan Ramón Jiménez, llega a soluciones distintas y de gran valor lírico. Su obra, lejana a las influencias más evidentes de la Vanguardia, y en la que destacan los poemarios La voz a tí debida (1933) y Todo más claro, y otros poemas (1949), ha ido cobrando altura y aprecio con el paso de los años. (Juan Ruiz de Torres)