www.prometeodigital.org

Una antología de la Asociación Prometeo de Poesía

Portada ] Mapa/Contenido ] Nosotros ] AIP ] APP ] Novedades ]

Poesía de Siempre      Jorge Luis BORGES


Jorge Luis BORGES







La antología Poesía de Siempre se ha preparado con 50 poetas de lengua española contenidos en el libro Poetas del pasado, de Juan Ruiz de Torres, más otros seleccionados, ilustrados y comentados por distintos antólogos cualificados, en varios países.

Inicio sección
  Presentación
  Poetas incluidos
    B
  Antólogos
   

BIOGRAFÍA.
Buenos Aires (Argentina), 1989 - Ginebra (Suiza), 1986. Ensayista, prosista. Cofundador del movimito Ultraísta. Fundador del grupo Martín Fierro, de las revistas Proa, Prisma. Director de la Biblioteca Nacional. Catedrático universitario. Traductor. Consejero de la revista Sur. Miembro de la Academia Argentina de Letras. Entre sus premios, Cervantes (1980), Vasconcelos (1973), Municipal (ensayo, 1928), Nacional (narrativa, 1957) Dr. H.C., Univ. Sorbona. Obras de poesía, Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925), Cuaderno de San Martín (1929), Poemas 1923-1943 (1943), El hacedor (1960), Antología personal (1961), Obra poética (1963), El otro, el mismo (1964), Para las seis cuerdas (1965), Obra poética 1923-1967 (1967), Elogio de la sombra (1969), El oro de los tigres (1972), El libro de arena (1975), La rosa profunda (1975), La moneda de hierro (1976), Historia de la noche (1977), Borges, poesías (1977), La cifra (1981), Los conjurados (1985). Muchas monografías y estudios sobre su obra poética y narrativa.


COSMOGONÍA

Ni tiniebla ni caos. La tiniebla
Requiere ojos que ven, como el sonido
Y el silencio requieren el oído,
Y el espejo, la forma que lo puebla.
Ni el espacio ni el tiempo. Ni siquiera
Una divinidad que premedita
El silencio anterior a la primera
Noche del tiempo, que será infinita.
El gran río de Heráclito el Oscuro
Su irrevocable curso no ha emprendido,
Que del pasado fluye hacia el futuro,
Que del olvido fluye hacia el olvido.
Algo que ya padece. Algo que implora.
Después la historia universal. Ahora.


EVERNESS

Sólo una cosa hay. Es el olvido.
Dios, que salva el metal, salva la escoria
Y cifra en su profética memoria
Las lunas que serán y que han sido.

Ya todo está. Los miles de reflejos,
Que entre los dos crepúsculos del día
Tu rostro fue dejando en los espejos
Y los que irá dejando todavía.

Y todo es una parte del diverso
Cristal de esa memoria, el universo;
No tienen fin sus arduos corredores

Y las puertas se cierran a tu paso,
Sólo del otro lado del ocaso
Verás los Arquetipos y Esplendores.


COMENTARIOS
Se ha dicho que la poesía de Borges es una poesía de obsesiones, identidades múltiples, de fuga con símbolos inusitados sobre la naturaleza del hombre y de la realidad, de su yo que es otros: laberintos, escaleras concéntricas. Bibliotecas interminables, libros circulares, la eternidad de la existencia, la doble cara de la historia, el aleph, donde se concentra el universo, la dualidad del hombre, espejos y arquetipos, fundaciones legendarias, la engañosa percepción del tiempo y el espacio. Obsesiones y preocupaciones que se manifiestan en una nostalgia por el origen y la eternidad, un tiempo pasado o mítico, el espacio de Buenos Aires y el yo múltiple identitario del poeta, que la poesía abarca como recuerdo y memoria. Sin embargo, al final, en su juego de autor, estas cosas permanecen inestables, inexistentes o irreales, se fugan en forma, género, olvido, como ríos, como otras identidades, contrastando -otro juego- con el rigor estilístico y expresión personal de Borges en su producción poética. (Luis Alberto Ambroggio).